mcrblg-header-image

search

¿Merece la pena ahorrar costes en zapatos ortopédicos?


Los zapatos ortopédicos están destinados a corregir ciertos problemas en la forma de pisar, así como a evitar malformaciones que se puedan llegar a producir en el pie. Cuando vamos al podólogo (para evaluar una lesión, una modestia o una condición), el mismo se encargará de recomendarnos un tratamiento y es posible que tengamos que comprar zapatos ortopédicos para adultos.

Actualmente, los zapatos ortopédicos no tienen nada que ver con los que había en el pasado. Ahora son muy variados y están en plena sintonía con lo último de lo último en moda: nos dan la oportunidad de contar con un zapato a medida que se ajuste a las necesidades de nuestro pie, de nuestra forma de pisar, además de a nuestra salud.

El calzado ortopédico, de por sí, es mucho más cómodo que el que nos ponemos habitualmente, pero si encima lo unimos con plantillas personalizadas puede mejorar nuestra condición.

Al haber tanta variedad de modelos, encontramos algunos que no son de tanta calidad. En un principio parecen interesantes, ya que el coste de los mismos es más bien reducido. Sin embargo, con el paso del tiempo se pueden producir problemas de importancia.

Consecuencias de utilizar zapatos ortopédicos para adultos de mala calidad

zapatos-ortopedicos

Corrección del problema

Supón que vas a utilizar un tipo de zapato que tiene que corregir tu tipo de pisada, evitando que se puedan producir problemas de importancia. Si utilizamos un calzado de mala calidad es posible que se deformen; no ofrecerán la rigidez que el pie necesita para poder desarrollarse, por lo que no sólo no nos servirán de nada, sino que no evitarán que el problema siga evolucionando.

Problemas vasculares

La sangre arterial viene bombeada desde el corazón hasta llegar al final de los pies, aportando oxígeno a los tejidos. Si el calzado es de mala calidad, es posible que comprima en exceso determinadas zonas, lo que puede producir disminución del nivel de oxígeno y problemas vasculares.

Infecciones micóticas

Son una de las infecciones más habituales en los pies, provocadas por hongos. En el caso de que no se traten a tiempo, pueden llegar a causar una ruptura en la piel, lo que hará que las bacterias proliferen creando una sobreinfección. Un calzado ortopédico de mala calidad (o un calzado en general), podría dar pie a que se produzcan estas enfermedades.

Exceso de pronación

Teniendo en cuenta que los pies son la base de cada uno de los pasos que damos, cualquier tipo de desequilibrio se trasladará a las rodillas y a la espalda. Este estrés, con el paso del tiempo, podría llegar a derivar en un incremento de artrosis de rodilla precoz, así como en dolor de la articulación sacroilíaca; con un calzado adecuado, esto no pasaría.

En definitiva, no tiene sentido comprar zapatos ortopédicos para mujer y hombres de mala calidad. Esto no quiere decir que no los podamos encontrar a precios más asequibles, pero nunca, bajo ningún concepto debemos de sacrificar en calidad.

close
Conoceme


Me llamo carmen y tengo como hobbie cuidarme desde que tengo uso de razon. Gracias a mis habitos y mis truquitos he conseguido superar todos mis miedos y complejos. Si quereis saber como lo he conseguido podeis leerme :>)

Hi, guest!

settings

menu